Crónica de una manifestación que marca el camino. Leganés, 14 de marzo.

El pasado miércoles 14 de marzo, varios miles de personas recorrimos las calles de nuestra ciudad para dejar claro al Ayuntamiento, gobernado en minoría por el PP, que no vamos a tolerar más recortes y privatizaciones contra los servicios públicos. Bajo el lema “por la defensa de lo público, el agua, la sanidad y la educación intocables”, cerca de 10.000 vecinos y vecinas de Leganés demostraron que, juntos, podemos.

Desde Izquierda Anticapitalista pensamos que iniciativas como esta son la mejor vía para construir un ciclo de movilizaciones, creciente y sostenido en el tiempo, en el que confluyan todas las “mareas” frente a la oleada privatizadora de la derecha: la “marea verde” en defensa de la educación pública; el movimiento vecinal, que jugó un gran papel en la Consulta Social contra la privatización del Canal de Isabel II; el movimiento obrero, protagonista de la Huelga General del próximo 29 de marzo; el movimiento 15M, y la izquierda política que tenga voluntad y programa para la superación del neoliberalismo dominante.

En definitiva, abrir un espacio de unidad basado en la movilización y no en la gestión (claudicación), a través del cual se exprese el pueblo de izquierdas, como cimiento de un cambio de ciclo que pare la ofensiva antisocial que padecemos con la excusa de la crisis, y logre victorias, para pasar a la ofensiva en defensa de nuestros derechos. Este cambio de ciclo es vital por varias razones: solo con esa unidad y masividad podemos acabar con la política de recortes; pondrá a prueba los programas, políticas y reivindicaciones que se defienden en el seno de la izquierda, clarificando qué vía seguir; servirá para recomponer la izquierda sobre otras bases y con miles de nuevas gentes que aporten su experiencia y compromiso a la pelea. Debemos conseguir que, en esta línea, esto solo sea el principio.

También queremos denunciar la represión mezquina, propia de otros tiempos, de la que hace gala el Equipo de Gobierno del PP, utilizando a las contratas de limpieza privatizadas por anteriores gobiernos para retirar carteles, pancartas u octavillas que convocaban la manifestación. Manifestación que, dicho sea de paso, estaba convocada por la representación mayoritaria de los trabajadores, la representación mayoritaria de los padres y madres de alumnos, y hasta la representación mayoritaria del propio pleno municipal. No les vale con hacer negocio de un servicio público esencial y precarizar las condiciones de trabajo hasta el máximo, también ordenan a los trabajadores y trabajadoras de estas contratas que lleven a cabo labores que ni están en su convenio, ni en los pliegos de condiciones, y que suponen un gravísimo ataque a las libertades democráticas. Es decir, una derecha acorralada en su minoría social se aferra a los resortes del poder y a las barbas de los explotadores de Urbaser y Sufi para intentar acallar la voz de los que dicen NO a su política antisocial. Que sepan que no se lo vamos a permitir.

Contra las políticas de la precariedad, los recortes y la explotación

Privatizaciones ni antes, ni ahora, ni mañana

Por la confluencia de todas las mareas: ¡Hacia la Huelga General!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s