Ante las elecciones: construyendo anticapitalismo en Leganés

Comunicado de Izquierda Anticapitalista-Leganés

Izquierda Anticapitalista de Leganés no concurrirá a los comicios municipales, pero estará presente en la calle, en las luchas y en los movimientos sociales. Para nosotros es prematuro presentarse a las elecciones sin  antes haber recorrido un camino que se gane el respeto de la gente y que fortalezca a la propia organización. Nuestra meta no es “tener” concejales, sino consolidar una izquierda digna de tal nombre en la ciudad, con bases sólidas en lo ideológico y en lo social. Por lo tanto no queremos hacer solo de “buzón” de los votos mas críticos y “hasta las próximas elecciones”, sino crear en la calle el debate, el encuentro y la reflexión con mucha más gente, sobre el futuro de la izquierda, de la relación de ésta con las instituciones, de cómo fortalecer el tejido social e independiente y cómo recuperar una práctica y  cultura de izquierdas. Esta reflexión y este camino deben trascender a los problemas locales y tener una visión global.

Aunque apremie construir en nuestro municipio una izquierda anticapitalista, crítica y de lucha; no puede hacerse con prisas y menos en los plazos y espacios de la vorágine electoral. Pensamos que no se puede empezar la casa por el tejado y huimos de proyectos coyunturales, jerarquizados o personalistas. Todos y todas necesitamos construir una izquierda desde la base, horizontal y democrática, como garantía de que ésta nos representa y nos pertenece de verdad.

Por lo tanto aprovechamos estas elecciones para mandar un mensaje muy claro: Izquierda Anticapitalista de Leganés invita y llama a todas las personas que se consideren de izquierdas y que no hayan dado la batalla por perdida, a que se unan a este proyecto para construir una organización que recupere la dignidad y coherencia de la izquierda y levantar un programa anticapitalista para nuestra ciudad y nuestra sociedad.

Son muchas las posibilidades de que la derecha gobierne Leganés, una ciudad históricamente de izquierdas, y mucha culpa de ello está en las políticas y las formas de los que han estado gobernando en nombre de la izquierda. La   especulación y el “ladrilleo”, las privatizaciones, el amiguismo, el despilfarro, las prebendas, el oscurantismo, la prepotencia sobre los vecinos, la utilización electoralista o partidista de la política municipal, no son políticas de izquierdas. ¿Cómo se puede contratar cargos de confianza elegidos a dedo, en plena crisis y hablar de recortes? ¿Cómo se puede defender “lo público” privatizando servicios y escuelas? ¿Cómo se pueden defender los derechos de los trabajadores fomentando subcontratas, que pertenecen a empresas multimillonarias y que sobre-explotan a sus trabajadores? ¿Por qué no se ha aplicado la Ley de Memoria Histórica en nuestro municipio? ¿Por qué se aprueban normativas represivas como la Ordenanza Cívica? No nació la izquierda para opacidades, connivencias, ambigüedades, ni para rendir pleitesía ni a reyes, empresarios o leyes tramposas. Pero que a nadie le quepa la menor duda, con la derecha, esto irá a peor.

El modelo social de la derecha es poner en manos privadas la gestión de todos los servicios de una ciudad, el de la izquierda ha de ser municipalizar todos los servicios que existen para que no se haga negocio de las necesidades de los vecinos y para luchar contra el paro y la precariedad laboral. Si el paro es una lacra social que solo beneficia a los que, aprovechándose, bajan los salarios, habrá que crear empleos de calidad impidiendo los abusos, como norma en esta ciudad, empezando por exigírselo a las empresas con las que trabaje la administración. Hay que crear un modelo de ciudad ecológica y sostenible, dejando de vender suelo público para construir y construir nuevos barrios  que nacen sin equipamientos sociales, hay que construir más viviendas sociales y menos residenciales. La participación ciudadana y la transparencia, deben dar paso a un nuevo modelo de política y de políticos que huyendo de la “profesionalización” rindan cuentas de verdad a los vecinos, roten en sus responsabilidades y vivan como ellos, de su trabajo. La izquierda o es transformadora o no es izquierda. No se puede enquistar en las instituciones y aceptar los límites que estas imponen, para la izquierda las instituciones deben ser un medio y nunca un fin.

Lo decimos: una  victoria de la derecha en nuestro municipio empeoraría aun más las cosas, pero esto no puede justificar la política del mal menor eternamente y mas temprano que tarde, deberemos construir alternativas. Izquierda Anticapitalista de Leganés se propone como medio para ello y nunca como un fin. Sea cual sea el resultado electoral, nuestro proyecto seguirá adelante para, en la medida de nuestras posibilidades, enfrentarse a las políticas de derechas, vengan de donde vengan, e ir construyendo alternativas viables, a este modelo de ciudad, de sociedad y de mundo, porque sabemos que es necesario y posible.

Leganés, mayo 2011.

—> FIRMA por una alternativa de izquierdas con un programa de izquierdas en Leganés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s