Contra la privatización de la Escuela de Música: carta de un padre de alumno

Estimados vecinos/as

Soy padre de un alumno de la Escuela de Música de Leganés. Desde el inicio del curso, en octubre, nos enteramos que se iba a producir un concurso público a la libre concurrencia de empresas, para la impartición de la enseñanza, un proceso que ya ha finalizado con la adjudicación a la empresa “Música Viva 21 Formación Musical, S.L.” con duración hasta agosto de 2012 y por un importe de 819.000,00 euros.

La primera pregunta que nos hicimos fue ¿cómo es posible? ¿No es esto un servicio gestionado con recursos municipales? Acto seguido nos enteramos de que sólo afectaba a 16 profesores de  un total de 26, dichos profesores pertenecen a la asociación cultural “Pablo Casals”, asociación sin ánimo de lucro, en la que sus profesores trabajan en las mismas condiciones laborales que el resto de profesorado del ayuntamiento, por eso nadie notaba la diferencia.

Se produce la lógica inquietud en una gran mayoría de alumnos y padres, porque el curso está empezado, las matriculas pagadas antes del comienzo del mismo, etc. De ahí surgen una serie de reuniones para informarnos de la situación, a algunas de ellas acuden el  Concejal de Cultura y el Alcalde de Leganés.

En estas reuniones se nos intenta convencer, se nos dice que la nueva empresa va ofrecer una mejor calidad del servicio, que esto está avalado por el pliego de condiciones del Ayuntamiento elaborado por los técnicos del mismo.

Pues bien, en dicho pliego, la mayor la puntuación posible son 100 puntos repartidos de la siguiente forma: 20 puntos para el proyecto educativo, 30 puntos para mejor currículo de los profesores y 50 puntos para la propuesta económica.

Los 50 puntos del apartado económico se los lleva la oferta más baja, con lo cual está claro, el primer factor es el económico, no el de calidad. Todo el mundo sabe que una empresa (está en el manual más básico de economía) su objetivo es obtener el máximo beneficio posible (máximo beneficio = máximos ingresos – mínimos gastos), la calidad es un gasto, hay que recodar que la asociación no tiene ánimo de lucro, sus presupuestos han sido pactados todos estos años con el Ayuntamiento (los último catorce años) en base al el sueldo de los profesores, actividades realizadas, etc., cuyo importe en los años 2009 y 2010 han sido 520.000 euros por año.

La adjudicataria ha sido para la empresa “Música Viva 21 Formación Musical, S.L.” por un importe de  819.000 euros frente a oferta de la asociación de 828.100 euros. La empresa adjudicaría ha sido más hábil en el manejo de los presupuestos porque han sabido ajustarse mejor a las exigencias del pliego, habrán mirado los presupuestos del Ayuntamiento para saber por dónde andaría y habrá bajado su oferta lo mínimo para poder llevarse el contrato, y se ha llevado los 50 puntos, recordemos (máximos ingresos – mínimos gastos), en todo esto la calidad nada tiene que ver, desde el punto de vista empresarial han aprovechado muy bien su oportunidad de negocio, un buen negocio.

El segundo criterio son los currículos, el 30% de la puntuación. Lo primero que llama la atención viendo los criterios de valoración es que no se ha tenido en cuenta la experiencia en puestos de trabajo similares, sólo se ha tenido en cuenta el número de cursos realizados, cualquier persona con un pequeño curso de menos de 30 horas ya obtendría puntuación. En cualquier empresa, a un buen profesional se le valora por los estudios realizados así como por la experiencia demostrada a lo largo de los años en puestos similares y los salarios más elevados son para los que reúnen ambas características, los puestos con menos salarios son ocupados por personal sin cualificación o sin experiencia, estableciendo  este criterio de evaluación, no se busca a los mejores, se buscan profesionales rentables.

Se nos ha intentado convencer de que los profesores de la empresa son mejores que los actuales, de hecho han ganado también en este apartado del concurso. Es difícil defender que va aumentar la calidad exigiendo esos requisitos, más bien parece “que para lo que se va ensañar, vale cualquiera”, podríamos poner el típico ejemplo de contrato que hay en muchas ofertas “se necesitan profesor de solfeo, no es necesaria la experiencia, se valorará la titulación”.

Ante estos argumentos tan pobres la gran mayoría de alumnos y padres no nos hemos creído que el objetivo final sea la mejora de la escuela, más bien parece “un vamos a ver como ahorramos dinero y para ello que dé las clase quién sea y al precio más bajo posible”. A su vez estos argumentos nos han llevado a muchos alumnos y padres a plantearnos que nos estaban dando “gato por liebre”.

Los alumnos y padres sabemos que los antiguos profesores llevaban unos 14 años (algunos más de 30 años) de experiencia demostrada, que tenían la formación para dar clase, que no existía ánimo de lucro como asociación, cobraban el mismo sueldo que el resto de los profesores municipales,  y  que han tenido  la capacidad para hacer posible un proyecto, como dijo el mismo concejal:

“La escuela de música de Leganés es una de las instituciones más prestigiosas de nuestra ciudad. Con una larga trayectoria en la formación musical y humana de miles de jóvenes, sigue siendo uno de los ámbitos culturales más valorados.” (¿Un poco contradictorio?)

Al final sólo se van a ahorrar 9.100 euros sobre un total de 819.000 euros, muy poca cosa, a cambio, van a empeorar la enseñanza, enseñanza y dinero deberían ir separados, se han enfrentado a la gran mayoría de alumnos y padres, no han convencido a casi nadie, ni siquiera a los propios profesores municipales, todo un espectáculo.

Ustedes deberían haber apostado por una escuela de música pública y de calidad, gestionada con recursos públicos, que no sea ninguna opción de negocio para ninguna empresa, 100X100 pública, como forma de garantizar una educación musical igual para todos los ciudadanos.

Ahora dicen que estudiaran la municipalización, que van hablar, proponer, reunirse, lo mismo de siempre, lo único cierto es que la adjudicataria es una empresa privada, que irá a sacar el máximo beneficio posible en el año y medio de contrato, la lógica de los negocios.

Y por último, sé que todo el proceso es legal, simplemente discrepo en el planteamiento, o ¿no hubiera sido legal proponer la municipalización de la escuela, o proponer evaluar la experiencia demostrada en puesto de trabajos similares, o establecer otros baremos económicos?, todo depende de donde se quiera ir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s